Hawai, Tarifa, Australia… Los que lo han probado, aseguran que el surf es adictivo. Y es que la libertad de cabalgar sobre las olas es una de esas experiencias mágicas que quedan placenteramente grabadas en la memoria toda la vida. Pero no siempre es posible coger una tabla y marcharse a algún rincón del mundo en el que el mar, el viento y el sol sean los protagonistas. Para quienes estén este verano en Madrid y no puedan desplazarse hasta esos idílicos escenarios surferos o para los más novatos de este mundillo, el Aquópolis de Villanueva de la Cañada ofrece este verano Wavesurfer o lo que es lo mismo, surf en Madrid.

Se trata de una innovadora atracción, la primera de sus características en España, que produce una ola artificial sobre la que surfear o practicar body board según las preferencias del usuario. Las características de la instalación la hacen apta para expertos que busquen perfeccionar o innovar movimientos, para los iniciados que buscan mejorar su técnica e incluso para quienes aún no lo hayan probado y tengan ganas de sentir la fuerza del surf en su propia piel. Pero Wavesurfer también es una oferta muy sugerente para quienes sean amantes del skate y el snowboard, pues podrán adaptar sus técnicas al medio acuático. El único requisito para sentir la adrenalina que promete Wavesurfer es tener más de seis años y energía a raudales que derrochar sobre las olas madrileñas.

Además, la emoción no está reñida con la seguridad, pues la superficie de Wavesurfer está completamente acolchada, lo que permite lanzarse a disfrutar de la locura surfera sin miedo a posibles caídas. De hecho, los más asustadizos pueden tomar esta atracción como una introducción al auténtico surf a pie de playa, pero sin los inconvenientes que pueden suponer las algas que se enganchan a los pies, las piedras o las corrientes que dificultan nuestras trayectorias y trucos. Hay que tener en cuenta que para tomar parte en Wavesurfer es necesario abonar 10 euros extra que no se incluyen en la entrada general al Aquópolis, pero eso sí, durante los 20 minutos que dura la experiencia, los participantes cuentan con un instructor que les orienta y resuelve cualquier duda que les pueda surgir.

¿Cómo alcanzar las olas de Wavesurfer? Muy sencillo, cogiendo el autobús 627 en Moncloa o el 581 en Príncipe Pío. También hay que tener en cuenta los horarios, ya que durante estos meses de julio y agosto el parque madrileño abrirá de 12 a 19 horas entre semana y cerrará a las 20 horas sábados y domingos. ¿Preparados para sentir el viento en las mejillas y las crestas de las olas bajo los pies? Wavesurfer os cautivará para siempre.

Written by MadridFansBlog
Deja un comentario