¡Arriba lo freak! Grito de guerra. Todos llevamos un “friqui” dentro. El “friqui” alardea de gustos peculiares a la hora de vestir o directamente lo hace sin gusto. Es amante de hobbies particulares: cómics, juegos de rol, puzzles, karaokes… El mundo “friqui” es difícilmente definible. Pero una cosa es segura, un “friqui” no compra cualquier cosa ni en cualquier lugar. Quiere (necesita) algo diferente. Los barrios de Chueca y Malasaña acogen la particular milla de oro “friqui” de Madrid. El Mercado de Fuencarral es un hormiguero de espacios underground como EMET Shop, repleta de divertidas camisetas de marcas como “Rei Zentolo” o “El Cochedetupadre”. Además, en su interior pueden comprarse un montón de complementos extravagantes que no se encuentran en tiendas de moda convencionales, como los bolsos y accesorios de “Disaster Designs”.

¿Conoces mirada de vaca? Precisamente así se llama una tienda de Chueca próxima a Fuencarral especialista en chapas con motivos de todo tipo: cuadros clásicos y atemporales, películas míticas y por supuesto, las recurrentes imágenes de grupos representativos de la cultura pop. En todo caso, si pasas de que te den la chapa y encuentras mayor diversión en los cómic, juegos de rol y figuras vintage, la calle Luna y aledañas son un auténtico hervidero de establecimientos emblemáticos. Por ejemplo, Metrópolis y Atlántica, esta última especializada en Star Wars, Transformers, Robots japoneses y moda ‘manga’ de todos los géneros y públicos, desde los infantiles hasta los más picarones. Asimismo, en Madrid se encuentra la mayor tienda de juegos de mesa y puzzles de España, Don juego, un verdadero templo donde hacerse con puzzles representativos de las obras de todo tipo de pintores.

Mención aparte merece un local capitalino “friqui” donde los haya que, como indica su nombre –La Integral-, tiene de todo lo que ya no hay por ahí. En sus rincones uno puede rebuscar ropa retro (da cabida a jóvenes diseñadores), bisutería, revistas, láminas de grabados, fotografías, vinilos, libros y cosas inimaginables. Se trata de una antigua tienda de barrio camuflada en una confitería que anuncia en su letrero “pan caliente”. ¿Puede haber algo más “friqui”? Respuesta afirmativa. El universo “friqui” madrileño no tiene límites. Se puede dar el cante en el mítico karaoke Master plató del parking de la plaza de los Mostenses, al lado de Gran Vía. Potenciales tenores, bajos, barítonos, sopranos, fututos triunfitos…, cualquiera puede hacer sus primeros pinitos como cantante. Además, en la capital se puede presumir de “rarito” por ver cine en versión original en salas como Renoir, Ideal o Alphaville. Asimismo, podemos diferenciarnos del resto adquiriendo artículos en La tienda del mañana, donde venden gadgets fuera de lo común. Ahora que el calor estival agobia, quédate con estas referencias: cubitos de hielo luminosos y duchas led multicolor.

Fuentes Imágenes:
http://www.laintegral25.com/
http://www.donjuego.es/
Written by MadridFansBlog
Deja un comentario